¿Es el Big data la cuarta revolución industrial?

El Big Data considerado la cuarta revolución industrial

En el futuro habrá autos voladores, los teléfonos no tendrán cable y las personas podrán verse y conversar estando a grandes distancias. Pues bien, estamos en el futuro y casi que no nos dimos cuenta en qué momento pasó. Ahora tenemos mucho por conocer y entender, y una de esas cosas es la Cuarta Revolución Industrial y el papel del Big Data en ella.

Por empezar, una revolución industrial significa que estamos hablando de un proceso de transformación económica, social y tecnológica. La primera significó un cambio hacia una economía de carácter urbano, industrializada y mecanizada; la segunda estuvo asociada a la producción en masa, línea de montaje y electricidad, mientras que la tercera (también llamada científico-tecnológica) estuvo ligada a una mayor utilización de las energías renovables y tecnologías de almacenamiento de energía, red de distribución de energía eléctrica “inteligente” y cambios en la logística y transporte.

Ahora bien, la cuarta revolución o Industria 4.0 se abre camino de la mano de la inteligencia artificial como protagonista; la generación, acumulación y procesamiento de grandes cantidades de datos (Big Data) que son procesados por algoritmos, y la interconexión masiva de sistemas y dispositivos digitales.

En esta instancia, lo que observamos es una completa digitalización, integrada en todos los procesos de la producción. Desde la obtención de la materia prima, pasando por los procesos de producción y distribución, hasta la logística que se encargue de llevar el producto a las manos del cliente, e incluso posterior a ello (seguimiento, retención, posventa, etc.) en forma individualizada. Entonces, de lo que se trata es de una organización de los procesos y medios de producción, algo que ya empezó a hablarse por el año 2011, donde el elemento clave de esta revolución lo marcaron las fábricas inteligentes, enfocadas en las necesidades de producción y en la eficiencia de los recursos.

Producción, almacenamiento y procesamiento de datos

El Big Data es clave en esta revolución, dado que se trata de inconmensurables cantidades de datos que ya no pueden ser gestionados de la misma manera que se venía haciendo, es decir, con los métodos tradicionales. Se necesita ahora no solo de la tecnología adecuada, sino también de los recursos humanos capacitados para su manejo y análisis. Con el registro o huella digital de cada accion que realizamos, desde la película/serie que elegimos, los pagos que hacemos con nuestras tarjetas, las búsquedas que hacemos en internet o lo que hacemos en redes sociales… todo es un dato que será susceptible de ser procesado a los fines de predecir comportamientos de consumo, o incluso intenciones de voto.

Es por ello que decimos que el dato es un activo estratégico, cada vez más importante para las empresas puesto que les permitirán dar un salto cualitativo.

La transformación digital está encima nuestro, es una realidad y la postura de las empresas y negocios frente a ella definirá su futuro. Implementar esta digitalización, sumado a la recolección de datos y su tratamiento, representa una ventaja competitiva que marcará una diferencia en todos los niveles de la cadena productiva. Si quieres saber más sobre los beneficios del Big Data para los negocios, te recomendamos este artículo sobre los Beneficios de contratar servicios de Big Data para tu marca.

Esperamos que te haya resultado interesante el artículo. Recuerda compartirlo si es así, y seguirnos en redes sociales para más novedades e investigaciones propias con Big Data.

Hasta la próxima ?

Suscribete a nuestro newsletter

 

Mejora tus servicios con conocimiento extraido del big data