El nuevo lenguaje de las empresas

El nuevo lenguaje de las empresas

Por mucho que automaticemos, sin importar qué tan grande sea nuestro conjunto de datos o por más inteligentes que sean nuestros cálculos, si no podés comunicar los hallazgos a otros, no lograrás el impacto del análisis. Este es el poder de la visualización de datos.

Esta última, es un lenguaje y se está convirtiendo en un estándar para que los analistas sepan cómo transmitir información a los responsables de la toma de decisiones de una manera práctica y fácil de entender. Esta habilidad, combinada con la capacidad de los analistas para compartir los pasos que tomaron para descubrir información a partir de los datos, suele definirse como «contar historias con datos». Este es un elemento crítico del proceso de análisis.

Y la cultura cambiante en el lugar de trabajo, donde el análisis es el rey, está refinando la definición de contar historias con datos. A medida que las organizaciones crean culturas de análisis; los métodos de los analistas para contar historias con datos se basan cada vez más en fomentar una conversación en torno a los datos y menos en argumentar a favor de una conclusión en particular.

Estas culturas analíticas también están fomentando los esfuerzos de alfabetización de datos dirigidos a enseñar a las personas a comprender los datos en su dimensión real y a participar en la conversación analítica, desde el momento del descubrimiento hasta la decisión de negocios resultante.

Suscribete a nuestro newsletter

 

Mejora tus servicios con conocimiento extraido del big data